jueves, 16 de noviembre de 2017

Domingo 19 de noviembre: XXXIII de Tiempo Ordinario (Ciclo A) Jornada de los pobres

LECTURAS

  • Proverbios 31,10-13.19-20.30-31
  • Sal 127,1-2.3.4-5
  • ITesalonicenses 5,1-6
  • Mateo 25,14-30
Como ocurre con todas las parábolas de Jesús, estamos tentados con esta de los talentos, de entrenernos en los detalles (si dio más o menos, si produjo más o menos, si se invirtió de una u otra manera...) y lo importante, por encima de todo, es que nada es para nosotros, todo es para darlo, compartirlo, convertirlo en motivo de felicidad de quienes conviven con nosotros. Y hoy, Jornada Mundial de los Pobres, hemos de reconocer entre los destinatarios de nuestras cualidades y bienes, entre los autores del sentido de lo que somos, sabemos y tenemos, a los pobres en todas sus facetas y de todos los tipos de pobreza que nos acompañan. Destinatarios de nuestra solidaria fecundidad de los talentos, también son "autores", motivadores de lo que da sentido a los talentos: compartirlos. No son solo meros receptores pasivos, sino que forman parte del don, de los talentos que Dios nos dio.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Domingo 12 de noviembre: XXXII de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS


  • Sabiduría 6,12-16
  • Sal 62,2.3-4.5-6.7-8
  • Tesalonicenses 4,13-17
  • Mateo 25,1-13
Aunque por la tensión narrativa de la parábola propuesta por Jesús, el interés del relato se dirige hacia el final: cuando llega el esposo y unas entran y otras no en el banquete, el texto de las vírgenes prudentes y necias, que forma parte del discurso escatológico de Mateo (capítulo 25), tiene también una inexcusable referencia al presente. Es cuestión de sabiduría, pero de sabiduría esperanzada, que sabe de un futuro que desborda nuestras expectativas, cuidar nuestras habilidades, potenciar las cualidades, desarrollar los compromisos, mantenerse despiertos y preparados. Pero no solo por lo que vendrá después, sino porque ya para hoy, esa atención vigilante que saca el mayor provecho de nuestros pertrechos espirituales y formativos, supone el mejor modo de vivir el hoy, el más exitoso rendimiento del tiempo y nuestros objetivos para el mismo. El futuro prometido dará cumplida cuenta del sentido que tenía estar preparado, pero mientras llega, esa actitud de ojo avizor y oído atento, dará sentido a las horas y alcanzará otros logros adelantados al definitivo de la eternidad.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Domingo 5 de noviembre. XXXI de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS

  • Malaquías (1,14–2,2b.8-10
  • Sal 130,1.2.3
  • Tesalonicenses 29,7b-9.13
  • Mateo 23,1-12
Además de la crítica a la hipocresía que Jesús lanza contra los que usan la ley de Dios para simular superioridad moral, pero sin la coherencia de su puesta en práctica, Jesús nos abre a un horizonte más amplio y profundo: lo esencial de esa ley. Jesús de Nazaret, que como buen judío estima la verdad de Dios que hay en las Escrituras, supera la tentación del literalismo ("la letra mata, el espíritu da vida") y resalta el corazón mismo de la voluntad del Padre: la misericordia. Esa es la paz a la que el salmista aspira como el bien más deseable. Y esa es también la ternura pastoral ("os cuidamos como una madre") que, como el papa Francisco nos propone, debe anteponerse a cualquier funcionariado religioso, por no decir a una mera aduana de requisitos exigidos sin oído a las circuntancias de cada persona, "que viene con su vida a cuestas". En esta línea de leer y proponer lo esencial, de un Iglesia acogedora y misericordiosa, irá el objetivo de la "conversión pastoral", que lo es también para nuestra Misión Diocesana.



lunes, 30 de octubre de 2017

1 de noviembre: Todos los santos

LECTURAS

  • Apocalipsis 7,2-4.9-14
  • Sal 23,1-2.3-4ab.5-6
  • I Juan 3,1-3
  • Mateo 5,1-12
Son muchas las razones para que cunda el pesimismo. La persistencia de la injusticia y la violencia, a nivel global, y los sufrimientos que cada uno acarreamos, pueden empujarnos hacia una visión fatalista y descreída de la vida y la muerte. Y sin embargo, aun respetando los serios perfiles del dolor personal y universal, se abre una brecha luminosa en la imagen de la realiadad cuando la miramos con la fe en la vida nueva de Cristo, tanto la que él inauguró con su existencia histórica de amor y entrega, como la que promete con su resurrección. ¡Cuán largo me lo fiáis! diréis... pero entre el pasado que hizo nuevo el Jesús de las bienaventuranzas y el futuro que anticipó con su victoria sobre la muerte, está el presente cuajadito de personas buenas, con sus testimonios de humilde resistencia al mal, de honradez y solidaridad, de reconciliación y abnegación. Son tantos, cada uno conocemos algunos y todos solo Dios los sabe y los nombra como amigos suyos, limpios de corazón, sufrieron y fueron trabajadores de la paz... ellos se llamarán "los hijos de Dios" Y por ellos y lo que nos permiten creer y esperar, hoy alabamos a Dios en todos sus santas y santos. Y por su intercesión, confiados, pacificados, entregamos nuestra dolor por la marcha de los seres queridos en las manos del creador que a todos nos espera.
Te Deum laudamus.

HORARIO DE EUCARISTÍAS:

  • 1 de noviembre: 12h. y 19.30
  • 2 de noviembre: 20h.

jueves, 26 de octubre de 2017

Domingo 29 de octubre: XXX de Tiempo Ordinario (Ciclo A)


LECTURAS

  • Éxodo 22,20-26
  • Sal 17,2-3a.3bc-4.47.51ab
  • Tesalonicenses 1,5c-10
  • Mateo 22,34-40
Por debajo del mandato del amor fraterno, hay algo más que solidaridad y compasión: gratitud a quien nos amó antes y más. En la ética evangélica la compasión y la solidaridad dan cuerpo al amor de Dios y a Dios. Así, la mísitica del encuentro con Dios, la espiritualidad de la amistad con Dios, el culto de la gratitud por su ternura, se unen en el compromiso real, efectivo y de corazón contra la injusticia y a favor de las personas que sufren las mil formas de pobreza, desigualdad y opresión. Más que de obras buenas, se trata de la buena obra de nuestra plena inserción en la relación intima y cordial con Dios.

1 DE NOVIEMBRE, FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS:MISAS A LAS 12h. Y 19.30
2 DE NOVIEMBRE, CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS: MISA A LAS 20h.

viernes, 20 de octubre de 2017

Domingo 22 de octubre: XXIX de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS

  • Isaías 45,1.4-6
  • Sal 95,1.3.4-5.7-8.9-10a.10e
  • I Tesalonicenses 1,1-5b
  • Mateo 22,15-21
La fuerza liberadora de Cristo opera, entre otras formas, clarificando lo que de verdad importa, relativizando lo que es accesorio, poniendo por encima de todo el valor de las personas como reflejo de la dignidad divina. No es de extrañar que Pablo insista que Jesucristo nos libera para ser libres, nos redime para ser hijos, nos renueva para vivir sin ataduras. Esa es la acción que ejerce en nosotros la fuerza del Espíritu. Y por esa libertad, con decisión y compromiso constante, los cristianos hemos de poner al dinero al servicio del desarrollo justo e igualitario; al saber como herramienta de crecimiento y no de segregación; al poder político en el sitio que le corresponde como medio para construir sociedad y evitar la violencia, la injusticia y la insolidaridad. Solo entonces, estaremos dejando también a Dios su propio lugar, que es en el centro de la vida, por encima de las esclavitudes, detrás de todas nuestras intenciones y acciones... y siempre en nuestro corazón.

jueves, 12 de octubre de 2017

Domingo 15 de octubre: XXVIII de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS:


  • Isaías 25,6-10a
  • Sal 22, 1-6
  • Filipenses 4,12-14.19-20
  • Mateo 22,1-14

La invitación está cursada, todos estamos invitados. El don, servido: la vida, la fe, la fraternidad. Ahora solo queda la gratitud del que ha recibido esta gracia y sabe acogerla en su doble dimensión de regalo y tarea, de oportunidad y exigencia. Gratitud que solo es posible si hay experiencia y autoconciencia del amor universal y entregado por el Padre. Pero, dado ese reconocimiento de la llamada, hará falta que la gratitud genere la respectiva preparación que requiere estar a la altura de la distinción que nos hace Dios contando con nosotros. En esa línea estarán todas las recomendaciones que nos hace Jesús para estar preparados, incluidas la atención, la contemplación y el amor solícito por nuestros hermanos.

viernes, 6 de octubre de 2017

Domingo 8 de octubre: XXVII de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS


  • Isaías 5,1-7
  • Sal 79,9.12.13-14.15-16.19-20
  • Filipenses 4,6-9
  • Mateo 21,33-43

Una viña, una viña querida, mimada, bien cultivada... un dechado de cuidados y dedicación, así es la relación de Dios con la humanidad, y Jesús, con su misión y su cruz, el mejor de todos los desvelos del Padre por sus hijos, el más logrado fruto de esa viña. La fe cristiana es antes que nada, una profunda gratitud por esa preocupación activa y sin condiciones del dueño de la viña por todas las vidas que reúnea. Y es de esa gratitud de donde pueden brotar la responsabilidad, el compromiso y la respuesta generosa a quien tanto nos ama. Sí, debemos frutos de responsabilidad y compasión, pero son posibles si hundimos las raíces en el don, la gracia y la apuesta irremisible de Dios por todos y cada uno de nosotros.


viernes, 29 de septiembre de 2017

Domingo 1 de octubre: XXVI de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS


  • Ezequiel 18,25-28
  • Sal 24,4bc-5.6-7.8-9
  • Filipenses 2,1-11
  • Mateo 21,28-32

En la vida de las personas, todo y nada, siempre y nunca, son afirmaciones demasiado grandes que exceden nuestro tiempo y desbordan nuestras fuerzas. Frágiles y mudables, sometidos a las circunstancias del camino y del paso de los años, aun procurando ser fieles a lo que creemos y perserverantes en nuestros principios, antes o después fallamos, desfallecemos y nos desdecimos. Por eso, las segundas oportunidades que nos ofrece Dios, y todas las demás que vengan despues, hay que aprovecharlas para que el realismo con que reconocemos que somos falibles no se convierta en autocomplacencia o pereza. No desesperemos en el camino ininterrumpido de la conversión, tampoco vayamos a dormirnos en los laureles.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Domingo 24 de septiembre: XXV de Tiempo Ordinario (Ciclo A)

LECTURAS


  • Isaías 55, 6-9
  • Sal 144
  • Filipenses 1,20c-24.27a
  • Mateo 20,1-16
Que el amo de la viña salga a todas horas para contar con quienes quieran trabajar por el Reino de su amor y su misericordia curativa, es un gran motivo para la esperanza. Que nosotros estemos a tiro para dejarnos invitar y llamar, disponibles con generosidad para colaborar con los planes de Dios, que son la gran oportunidad de vida y salvación, eso ya cae de nuestra cuenta y es nuestra responsabilidad. Entre la esperanza y nuestra respuesta valiente y confiada media la gracia del Espíritu que sigue renovando la llamada todos los días de nuestra vida.